Decides tus vacaciones o eres uno más del rebaño -Turismo rural-

Casas rurales en Extremadura hoy quiere asesoraros a elegir vuestro período estival de vacaciones para que sea todo un éxito. Para muchos esto estará tasado con vuestra empresa y no habrá maneras de moverlas, pero otros muchos si podéis optar y por lo tanto queremos que tengáis estos conceptos en cuenta.

Lo primero es ¿cómo dividir nuestros periodos de vacaciones? partimos de que tenemos un mes y que podemos repartirlo durante todo el año. Vamos a analizar motivos, como la salud, la economía, la climatología, las horas de luz, temperatura, la radiación solar, aglomeraciones, etc.

Los meses que hemos comparado son junio, julio, agosto y septiembre. Los resultados sorprendentes:  junio es el mejor mes para coger vacaciones, siendo agosto el peor mes, septiembre si somos jóvenes y nos va la “marcha”

Conclusiones:

Si tenemos algo de estrés el mejor mes será: Junio para no retrasar mucho el descanso.

Si somos de los que nos gusta no pagar más por lo mismo: Junio y la última quincena de septiembre son las mejores fechas.

Si no queremos que se no se estropee ningún día por la climatología: Ordenamos los meses, mitad norte de España: agosto, julio, junio, septiembre, mitad sur: julio, agosto, junio, septiembre.

Si lo que queremos es disfrutar a tope y tener muchas horas para hacerlo: Nos tendremos que coger las vacaciones en junio.

Si nos gusta disfrutar del verano sin demasiado calor: de nuevo junio es el mejor mes seguido de septiembre, siendo las temperaturas más elevadas en julio y agosto.

Si lo más importante para ti es coger un buen bronceado en poco tiempo: Julio es el mejor mes seguido de junio, aunque quizás sea de los que no te guste el exceso de radiación, por lo tanto, el mejor mes será septiembre seguido de agosto.

Si pretendemos descansar, tener un buen sitio para tirar la toalla o una piscina natural para nosotros solos: Junio vuelve a ganar con diferencia, seguido se septiembre y julio, siendo el gran perdedor agosto.

Piscina natural en las Hurdes, Extremadura

Piscina natural en las Hurdes, Extremadura

 Como llegamos a estas conclusiones:

La salud, un tema muy importante y que todos deberíamos tener en cuenta, pues no hace falta estar enfermo para que sea un factor importantísimo a la hora de tomar la decisión de cuando irnos de vacaciones.

Estudios del colegio oficial de psicológicos de Madrid, nos dicen que para que nuestra mente y cuerpo se relaje del estrés y la fatiga diaria y acumulada, es necesario al menos una semana.  Esto nos lleva a una clara conclusión y es que debemos dividir nuestras vacaciones en cuatro semanas.

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta que nos va avisar de cuando tenemos problemas de estrés y que seguramente coincidirán con periodos del año con alteraciones en nuestra monotonía normal (vacaciones de los niños, viajes de trabajo inesperados, exámenes, etc.) acentuándose además con cambios estación.

¿Cómo nos avisa nuestro cuerpo?

El presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, dice que las personas con mayores niveles de estrés suelen desarrollar síntomas físicos (cansancio, molestias digestivas, intestinales, musculares, respiratorias, dermatológicas, cardiovasculares, etc.) y psíquicos (dificultades para concentrarse, preocupación, temor, ansiedad, nerviosismo, activación fisiológica, insomnio, tristeza, irritabilidad, problemas de alimentación, sexuales, etc.), que les llevan a acudir a su médico de Atención Primaria, donde les prescriben, esto lo añadimos nosotros, los peligrosos psicofármacos.

Si con una semanita alejado de los problemas se pasa, ¿no es mejor esto que tomar pastillas?

Una fórmula muy aconsejable para no recargar el cerebro es no retrasar mucho las vacaciones estivales, la segunda quincena de agosto o la primera de septiembre, si antes no hemos tomado un descanso, es muy tarde.

La economía, que tanto nos preocupa a todos, y que manda en nuestras vidas nos ha obligado a trabajar a los dos miembros de la pareja para poder tener una vida como la que tenían nuestros padres o abuelos trabajando sólo un miembro de la familia, y como una pescadilla que se muerde la cola redunda en más problemas de estrés.

Tanto si nos decidimos por turismo rural, montaña, campo, naturaleza, en definitiva; o el turismo de sol y playa, puedes ahorrarte hasta un 50% o más del presupuesto previsto, si eliges bien tus fechas.

Las Piscina naturales de las Hurdes, Extremadura, delicia para todos

Las Piscina naturales una delicia para todos

Los alojamientos, las empresas de actividades, restaurantes, comercios, etc. suben sus precios dependiendo de las temporadas, para eso se inventaron estas, es la ley de la oferta y la demanda, las temporadas, aunque muy cambiantes dependiendo del destino, lo más normal es que al menos del 15 de julio al 15 de septiembre sea temporada Alta, por lo tanto, pagaremos más por todo.

La climatología, si hablamos de vacaciones estivales, entendemos que queremos garantizarnos buen tiempo, dentro de la dificultad y lo cambiante que puede llegar a ser este, para ello en España hay dos meses claros julio y agosto. Pero nuestro país es muy grande y hay dos meses que si hablamos de la mitad sur el buen tiempo está casi garantizado junio y septiembre.

Importante las horas de luz, queremos descansar, pero también poder hacer actividades, disfrutar de experiencias nuevas, del nuevo entorno, por lo que nos interesa que los días sean largos, el mejor mes de nuevo es junio, seguido de julio y agosto, y aquí se nos desinfla un poco septiembre. Un ejemplo: día 15 de junio 16 horas de sol para poder disfrutar, 15 de septiembre 12 horas de sol, si nos hemos decidido por una semana la diferencia será de 24 y 30 horas para disfrutar.

En un país como España donde las temperaturas aprietan, es muy importante por lo tanto tenerlas en cuenta, pues estas pueden llegar a ser limitativas para realizar muchas cosas en las horas centrales del día, la media nacional de los cuatro meses elegidos para este “estudio” nos da los siguientes resultados, junio es el mes con temperaturas más agradable seguido de septiembre, julio y agosto en zonas costeras, en zonas de interior es julio el mes más desaconsejable por las temperaturas.

En las temperaturas también tenemos que pensar en nuestras mascotas, si es que la tenemos, en los meses donde el termómetro sube ellas lo pasan mal, si además no tienen agua donde bañarse y refrescarse aun peor, recordad que en Ramajal rural son bienvenidas.

Para muchas personas, coger un buen tono de piel es importante y para otros lo contrario, si para ti esto es lo más importante debes saber que como media nacional en julio será cuando más radiación solar recibiremos, seguido de junio, agosto y por último septiembre.

El último dato analizado son las aglomeraciones, si somos jóvenes nos apetecerá que el destino elegido este lleno de gente, vamos que tenga “marcha”, aquí hay un mes claramente ganador que es agosto, sobre todo las dos semanas centrales donde todo está “petado”, seguido de julio, septiembre y junio. por el contrario esta apetencia irá descendiendo a la medida que cumplamos años.

Lo obligatorio para todo el mundo es pasarlo bien, disfrutar, relajarse y buscar un sitio donde pasen cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Reserva desde 15,90€

Buscar

Categorías

Follow Ramajal Rural on WordPress.com

Suscríbete a Nuestro Blog