ESTA ES LA TRISTE REALIDAD, NO LO CONVIERTAS EN UN REGALO DE NAVIDAD

Entramos en el mes de hacer un regalo de Navidad, época deseada por unas personas y no tanto por otras, pero sí que en el fondo, creemos, que un poquito del espíritu navideño se despierta en cada uno de nosotros.

“Dios hizo al hombre y lo nombró el animal más racional de la tierra. Empecemos a usar el concepto “racional” (Anónimo)

Esta época  de  regalos,  algo que suele volvernos locos… ¿qué le compro? ¡Si ya tiene de todo! Quizás sea más fácil de lo que piensas: ¡regala una escapada rural!, un viaje hacia La Naturaleza! ¡Se original!

Hagas el regalo que hagas, ten cuidado y no permitas que el espíritu navideño te juegue una mala pasada y vayas a “comprar” esa mascota, ese perro que tu hijo te lleva pidiendo hace tiempo, piensa que ese regalo va a ser para vosotros, los adultos, y tal vez tu carezcas de tiempo para atenderlo.

Regalar un animal es algo que desaconsejamos puesto que entraña muchos riesgos

Somos amantes de los animales, no imaginamos la casa sin  nuestra mascota, (en las reuniones familiares, a veces, hay más perros que personas), toda la vida hemos estado viviendo y viajando con ellos, siempre han sido un miembro más de la familia, por eso conocemos perfectamente sus ventajas y, por supuesto, sus “muchas desventajas”.

Piensa siempre si tu hijo tiene la edad suficiente para cubrir todas las necesidades del animal:

No hacer nada es como infligir el daño

No hacer nada es como infringir el daño

  • Pasearlo por la mañana, ¿lo hará antes de irse al cole?
  • Por la noche, ¿lo hará cuando llueva, nieve o haga frío?
  • Hacer como mínimo una hora de deporte al día con él ¿Tiene edad de irse al monte o al parque con el perro?
  • Los cachorros, hasta que aprenden, hacen sus necesidades en casa, pises y cacas en casa a todas horas ¿Tu hijo lo limpiará?

Son cosas que debemos pensar antes de ir a por un animal, porque esto que os contamos es la realidad, un perro que no pasea varias veces al día, no descarga su energía y se convertirá en un perro ansioso, destructor, pesado…y no será culpa de él.

Regalar un animal, no es un juego. Si no podéis atenderlo, no lo regaléis. Toma una decisión meditada y responsable.

Leonardo Da Vinci, en el  S. XVI, dijo:

“Llegará un día en que los hombres como yo, verán el asesinato de un animal como ahora ven el de un hombre”

Cinco siglos después, es decir en la actualidad,  aún queda mucho para llegar a eso… ¿tremendo dato verdad? Que lentamente evolucionamos.

Tan lentamente, que para salir de vacaciones con tu mascota, encontrarás muchas dificultades,  porque esa playa que te gusta y a la que vais desde hace años, resulta que no dejan entrar perros, ese hotelito que reserváis todos los años, pues este año nada, no dejan entrar perros, ese restaurante tan majo que indudablemente no dejan entrar perros no tiene aparcamiento en sombra y etc etc etc

Si no piensas en todo esto antes de decidir regalar una mascota, luego vendrá el triste abandono, ¡cientos y miles de refugios están llenos de regalos de Navidad!

Los animales no son juguetes

Los animales no son juguetes

Internet está lleno de regalos de Navidad:

  • Se regala perro, 7 meses(macho) raza mastín, por motivo de espacio en nuestra vivienda.

¿Cuándo te hiciste de ese perro no pensaste que crecería? Qué triste.

  • Se regala hembra de 8 meses cruce de American Stanfor con Boxer por no poder hacerme cargo de ella.

¡Fíjate, ahora no se puede hacer cargo de ella! Qué triste.

Mirar este:

  • Regalo cachorro de 8 meses por no poder dar el tiempo necesario porque paso todo el día fuera de casa por trabajo, de lunes a sábado. Tremendo, ¿no pensó este ser que no estaba en casa en todo el día cuando entró a ese cachorro?

Y quizás de los más escalofriantes que nos hemos encontrado, sea este:

  • Regalo a Xanna, una perra de 7 años, mezcla de Pointer con Boxer. Está adiestrada y es muy cariñosa. No hace sus cosas en casa. Recibe las visitas con mucho cariño. No ladra. Está castrada y lleva chip. Se regala por la llegada de un segundo bebé y cambio de domicilio. No podemos prestarle la atención que ella necesita. Nos urge muchísimo ya que en unos días nos mudamos y no podemos llevárnosla.

¡Absolutamente increíble!

Si finalmente has tenido en cuenta todas las dificultades que tiene convivir con una mascota, no te importa y estás dispuesto a cubrir todas sus necesidades, desde Casas Rurales en Cáceres te aseguramos que se puede vivir sin un perro, pero no merece la pena.

Por último, ya estas decidido, quieres ese compañero fiel, ese que nunca te va abandonar, ese que te recibirá siempre con buen humor y cariño… sopesa mejor adoptar que comprar y para ello os dejamos el enlace a la que para nosotros es la mejor asociación defensora de los animales, ANIMAEX contacta con ellos y te harán esa última recomendación que necesitas.

“El amor por los animales eleva el nivel cultural del pueblo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Reserva desde 15,90€

Buscar

Categorías

Follow Ramajal Rural on WordPress.com

Suscríbete a Nuestro Blog