La esencia de tu Escapada Rural

casas-rurales-las-hurdes-escapada-ruralNací y me crié en un cortijo de la provincia de Badajoz (por allí llamados huertas), sin luz eléctrica, sin agua corriente, sin calefacción, sin cuarto de baño… en invierno había veces que hacía más frío dentro de casa que fuera, el niño más cercano con el que podía jugar estaba a kilómetros, por lo que jugaba con los perros, los gatos, los conejos, era amigo de las vacas, de los cerdos y de todos los animales salvajes y no salvajes, cazaba ranas y ponía cepos a los pájaros (esto ahora me parece una crueldad) pero esto era mi infancia.

En invierno cuando la noche caía a las seis de la tarde, recuerdo, que mi padre visitaba a los vecinos para hablar de las faenas del campo (que en esta época eran pocas) y tomar un vino, sentados en la mesa camilla con un buen brasero de “picón” o junto a la chimenea, quizás de aquí me venga la afición de andar de noche. No levantaba más de dos palmos del suelo, pero era el primero en ponerme en camino, junto a mi mascota, una perra llamada “chispita”, en la mano el carburo para alumbrarnos, andábamos en silencio oyendo los sonidos de la naturaleza, búhos, cárabos, el ladrido de alguna raposa e incluso ahora me viene a la memoria el aullido de algún lobo (supongo que esto no es correcto y eran perros salvajes o no tan salvajes).

Si te estás preguntando que si esto me hizo más duro, más salvaje, más indómito, a valorar más las comodidades… ya te digo que creo que no, lo que realmente me hizo es un amante de la naturaleza, de no temerla, conocerla y respetarla.

En esta época lo que contamos no tiene mucho sentido e incluso para los urbanitas (no decimos esto de forma despectiva, sino todo lo contrario, ellos sólo tuvieron “menos suerte” a la hora de nacer) le será difícil imaginarse todo este mundo rural y toda esta infancia, muy diferente a las que ellos vivieron. Pero sólo deciros que es la esencia de un mundo rural, que es lo que buscamos en nuestra escapada rural.

escapada-rural-enlas-hurdes
¿Qué buscas en una escapada rural?

Una casa cómoda, grande y luminosa, calentita, donde poder realizar una ruta 4×4, darnos un buen masaje relax, montar caballo, hacer alguna ruta de senderismo, etc. ¿Buscas por lo tanto la esencia? Ramajal rural te ofrece todo esto pero además te ofrece las Hurdes, una comarca donde aún podrás encontrar la naturaleza, sentirte como aquel niño que como explorador se adentraba en las sombras de la noche, donde aún se oye el búho y puedes hacer una ruta de senderismo sin que esta sea como pasear por la Gran vía, uno que sube y dos que bajan.

¡¡¡ Cuando planees tú escapada rural, piensa en las Hurdes !!!

Enséñale a tú hijo como es el mundo rural, si el cambio climático sigue amenazandonos, (hoy día que publicamos este post se celebra la cumbre en Francia y mucho nos tememos que sin acuerdo). Por lo que si todo sigue cambiando al ritmo que llevamos quedan pocos sitios y poco tiempo, enséñale a respetar la naturaleza, a detenerse a contemplar, a dar los buenos días… VALORES quizás hoy en devaluación continua, a defender lo que nuestra generación no fue capaz.

¡¡¡ Busca la esencia de la naturaleza!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Reserva desde 15,90€

Buscar

Categorías

Follow Ramajal Rural on WordPress.com

Suscríbete a Nuestro Blog