Las Hurdes y el turismo ornitológico “llegaron las Grus-Grus”

“El pájaro más antiguo de la tierra, que siempre ha capturado la imaginación humana con su belleza, longevidad e inteligencia, pasa por Las Hurdes”.

Cada año, cuando aparece el aire gélido en los países nórdicos y la nieve cubre sus campos, las grullas comienzan un viaje sin fronteras, que les llevará en busca de alimentos a los territorios más cálidos de España.

Más de 4000 kilómetros recorren estas viajeras, que distribuyen, en unos 100 diarios, aprovechando las térmicas.

Aproximadamente el 70% de ellas, tienen como destino Extremadura. ¡Más de 75000 grullas nos visitan!, y permanecen con nosotros desde Octubre a Febrero. Aquí pasan la invernada, seguras y protegidas. En estas tierras encuentran: temperaturas moderadas, numerosas zonas de humedales que le sirven de refugio y abundante alimento, en especial la bellota (es fascinante ver como las pelan con su potente pico para ingerirlas).

Así nuestra Grulla Común (GrusGrus, también llamada), Con una altura de casi 70 cms y una envergadura de alas de más de 2 mts, convierte  a  esta región en la más importante y representativa, tanto de la Península Ibérica como de Europa.

¡El hábitat de las grullas, es  Extremadura!

Tímidas, se alimentan en la dehesa

Tímidas, se alimentan en la dehesa

Destino muy atractivo para el turismo ornitológico, tanto es así, que (como curiosidad comentaros), la internacional marca de óptica especialista en prismáticos, Swarouski, utilizada por los mejores ornitólogos del mundo, ha escogido el nombre de Extremadura, para nombrar a su último modelo de mochila, destinado al traslado de material óptico para naturalistas.

En bandadas y a gritos pasan por Las Hurdes, para establecerse en dormideros utilizados durante décadas: los embalses del Borbollón y del Gabriel y Galán (a 15 y 30 minutos respectivamente de Ramajal Rural). Ambos gozan de la distinción de ZEPA (zona de protección de aves), y comparten con la comarca un gran valor ecológico.

Observar a las grullas durante sus desplazamientos diarios en forma de V, desde los dormideros hacia las dehesas donde se alimentan, y escuchar su característico trompeteo sonoro, constituye una experiencia  única, uno de los panoramas más maravillosos que ofrece el invierno en este lugar. Van tranquilas, en Las Hurdes, nadie levantará trampa ni arma contra ellas, gozan de un general respeto y admiración. ¡Tener en cuenta, que si hay luna llena, regresarán más tarde a su zona de descanso!

Monógamas y en familia

Monógamas y en familia

Un espectáculo ancestral cubre el cielo de nuestra comarca en esta época, que se repite año a año, siglo a siglo, milenio a milenio…Nos recuerda que la naturaleza sigue unos ciclos eternos.

“Grullas en el cielo, carbón en el brasero”; llegan las grullas, llega el invierno. Félix  Rodríguez de la Fuente dijo:

“Pese al brillo de las hojas muertas, a la lluvia fina, al gorjeo del petirrojo, al aroma de las setas de cardo, para mí no ha llegado el otoño. El otoño no rompe la frontera del verano hasta que no se despeña desde el cielo la voz poderosa de las grullas”. 

En los desplazamientos, cuando el líder se cansa, se traslada al final de la formación, mientras otro asume la delantera; cuando un ave está enferma o cansada, y debe salir del pelotón, alguien acude a ayudarla y protegerla, permaneciendo a su lado hasta que sea capaz de integrarse de nuevo con las demás. ¡Un precioso ejemplo de solidaridad!

Las grullas son monógamas, establecen lazos de pareja de por vida (que tierno ¿verdad?). La casta Samurai, las reconoció como símbolo de fidelidad y lealtad.

Disponen de su propio centinela, unas montan guardia para que las demás duerman, lo hacen sosteniéndose con una sola pata y sujetando con la otra una piedra, para que si ésta cae, el ruido las despierte.

Por todas estas virtudes, en el lejano Oriente, consideran a la grulla como un símbolo de felicidad,  del buen augurio, el ave de la paz. Existe la leyenda en la que, si estás enfermo, y haces 1000 grullas de papel, los dioses te curarán. Con sus enormes alas, se creía que transportaban  las almas de los recién fallecidos al paraíso y que protegían a los débiles con su abrazo.

En primavera les diremos adios

En primavera les diremos adios

Este ser mágico, inunda todos los parajes de la comarca, regalando esperanza, fuerza, fidelidad y una particular belleza. Los aficionados a la fotografía, encontrareis en esta tierra extremeña, la estampa más atractiva, el momento que nos gustaría parar. y en el turismo rural el complemento a nuestra actividad. A las 8 de la mañana se despiertan, comienzan a oírse las voces de las más madrugadoras. ¡Ahí están! 

Ellas no lo saben, pero muchos son los que vienen a verlas desde los lugares de donde emigraron; allí las cuidan con esmero. Nada menos que 90000 ejemplares, “nos prestan” cada otoño. Tenemos, por tanto, una gran responsabilidad con las grullas, para devolvérselas a sus lugares de cría, en las mismas condiciones que llegaron.

Ya tenemos la excusa perfecta para una escapada rural a Las Hurdes este invierno, y  visitar uno de los mejores sitios grulleros de nuestra geografía. Pero no olvidemos mantener  siempre, actitudes de respeto hacia estas aves; conviene elegir lugares elevados, con buena visión, y por supuesto, manteniéndonos alejados del punto en el cual descansan.

Es muy importante caminar y permanecer en silencio. Son animales muy tímidos y asustadizos, huyen al menor asomo de peligro. Levantar un bando de grullas, puede ser motivo de colisión y muerte accidental.

Cuando llegue la primavera, las grullas harán sus maletas y se irán. Inician el viaje de vuelta al norte de Europa, allí comenzaran sus danzas nupciales, graciosos saltos con las alas desplegadas y el cuello estirado. Como fruto de este cortejo, nacerán los nuevos polluelos, que habrán alcanzado el estado adulto cuando tengan que regresar a su segundo hogar.

Volveremos a recibir con el mismo entusiasmo a estas vigilantes en tierra, previsoras durante el vuelo y solidarias siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Reserva desde 15,90€

Buscar

Categorías

Follow Ramajal Rural on WordPress.com

Suscríbete a Nuestro Blog