RECETAS Y SABORES DE LAS HURDES VI “LAS MIGAS EXTREMEÑAS”

Ya apetecía hacer unas migas, ¿cómo no?, un sabroso plato típico rural que no se debería perder jamás, quizás el plato más tradicional de la cocina extremeña, comida de pastores, porqueros, cazadores, de época de matanza… comida de campo por excelencia.

No es un plato para comerlo muy a menudo, pero por su fácil preparación y su delicioso sabor, es una excelente elección para ocasiones especiales, por ejemplo, esas en las que nos reunimos toda la familia o todos los amigos.

Una fórmula llena de nostalgia, que nos trae recuerdos de la niñez junto a una estufa, o esas migas hechas en el campo en la lumbre con un caldero. ¿A quién no le trae algún buen recuerdo un plato de migas?

Humilde receta, resultado del ingenio de los pastores que con pan y tocino, sacaban el máximo partido a su recursos más inmediatos; o en esos  tiempos en los que el invierno dejaba incomunicadas a familias semanas enteras y hacían de las migas un alimento fantástico a la vez que económico.

Un plato tan extraordinario que ha sabido trascender a nuestros días cuando, por suerte, ya no existen las carencias de antaño. Anciana receta detrás de la cual puede haber millones de historias y millones de variantes en la forma de hacerlas, por lo tanto es parte de nuestra cultura. Su auténtico sabor a pueblo te llevará a lo más íntimo del sabor hurdano.

Como diría Alberto Chicote: “Tiene la capacidad, de trasladarte  en el tiempo y en el espacio, de mandar un mensaje.”

Sin más, nos ponemos en marcha, con la receta de Silvano, peculiar y exquisita.

Ingredientes (para 4 personas)

½ kg de pan (de pueblo cortado en tiritas muy finas a mano, aunque si lo queréis más fácil ya lo venden picado especial para migas en los grandes supermercados)

3 dientes de ajo

2 hojas de laurel

Pimentón de la Vera

Aceite de Oliva Virgen Extra Gata-Hurdes

150 gramos de jamón

200 gramos de tocino

250 gramos de chorizo

1 pimiento rojo

Agua (una jarra mediana)

Echamos el aceite en el “perol” (no mucha cantidad, teniendo en cuenta que el tocino ya suelta su propia grasa), y freímos el pimiento picado en tiras finas; una vez frito lo retiramos y reservamos.

A continuación echamos el tocino y el ajo; damos vueltas unos minutos hasta añadir el jamón y el laurel.

Cuando el tocino ha soltado su grasa sumamos el chorizo, frito pero no mucho el chorizo, añadimos una cucharada de pimentón de la Vera le damos unas vueltas y agregamos el agua. Una vez llevado a ebullición se le añade el pan.

Dar vueltas continuamente hasta que las migas estén doraditas y sueltas “este es realmente el secreto de unas buenas migas, mucha mano, decía mi abuelo”.

Una vez en el plato, adornamos con las tiras de pimientos.

Las migas, un plato para una buena tertulia

Las migas, un plato para una buena tertulia

Como hemos mencionado anteriormente hay millones de variantes, las migas se mojan el día antes en algunos sitios, en otros los ajos van enteros y se retiran del aceite cuando ya están fritos, añadiéndolos al final, pero estos son los ingredientes principales y la forma general de cocinarlas, pudiendo certificar que las migas de Silvano están “EXQUISITAS”

Dos consejos: uno, el pan debe ser del día anterior, guardado mejor en una bolsa de tela para que se ponga “sentao”; a ser posible un pan de pueblo hecho en horno de leña y dos, “comparte esta tradición con tus hijos y todos los tuyos”

¡CASAS RURALES EN EXTREMADURA OS DESEA BUEN PROVECHO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Reserva desde 15,90€

Buscar

Categorías

Follow Ramajal Rural on WordPress.com

Suscríbete a Nuestro Blog