TDN, EL NUEVO MAL DEL SIGLO XXI – NATURALEZA –

“Produce una inmensa tristeza pensar que la Naturaleza habla mientras el género humano no escucha” (Victor Hugo)

TDN o Trastorno por déficit de Naturaleza,  es un  término que acuñó hace unos años el periodista y escritor Richard Louv, autor del bestseller “El último Niño de los Bosques”, en el cual refleja el  impacto negativo de la creciente desconexión con la tierra que tiene nuestra mente y nuestro cuerpo.

Dicho trastorno está relacionado con problemas de salud tan graves como la obesidad, asma, stress, ansiedad, déficit de atención e hiperactividad e incluso falta de vitamina D, debido a la baja exposición al sol.

La naturaleza no es un adorno que tengas  que descubrir,  sino una fuerza que te ayuda,  entre otras cosas, a recobrar el equilibrio psicológico.

En su libro, Richard Louv, nos dice que hacer algo al aire libre significa hacer algo   con las manos, explorar con los ojos, con los oídos, e incluso con el olfato, y esto nos lleva a mantener mejores relaciones con los demás.

Naturaleza en estado puro

Naturaleza en estado puro

Los espacios verdes, sacan lo mejor de nosotros mismos.

El periodista arremete contra las sociedades que han dejado de lado la importante relación entre el ser humano y su entorno natural, los niños cada vez interactúan menos con la naturaleza y este hecho les causa problemas de autonomía, creatividad, capacidad de concentración e incluso sobre su salud.

Que los niños, pegados a la televisión, las tabletas, los teléfonos y los ordenadores, se están olvidando de cómo trepar árboles, llenarse las manos de barro y en definitiva de esa pequeña y beneficiosa dosis de “salvajismo” propia de  ellos,  no es ninguna novedad.

Llegados a este punto, nos preguntamos cómo pedirle a un niño que prospere y que  cuide el  medio ambiente,  primero deberíamos darle tiempo para que conecte con él y aprenda a amar la tierra. La tecnología nos facilita la vida y nos brinda información necesaria, pero no sustituye al medio natural.

Nos ha llamado mucho la atención un artículo del ABC:

“Lo verde no es una moda, sino una necesidad fruto de la nostalgia, ya que el agua, los animales y la vegetación forman parte del ecosistema donde hemos tenido éxito evolutivo como espacie. En las ciudades, en cambio, habitamos desde hace apenas unos minutos, en comparación con la inmensa historia de la Humanidad. De modo que nuestro sistema nervioso aún no está adaptado a éstas, donde casi no existen elementos naturales y se sobresatura”

Cuanto menos interesante, Al fin y al cabo, somos Naturaleza

Lo que es evidente es  que dependemos de los bosques para sobrevivir. Ninguna especie, ni siquiera la humana, podría hacerlo sin ellos; son nuestra principal fuente de oxígeno y agua dulce de la Tierra, además de generar suelos fértiles y alimentos.

Todo lo que afecta a nuestros bosques (incendios, contaminación, talas…) también nos afecta a nosotros. De  su buen estado depende la supervivencia del planeta.

Un cambio de escenario en nuestra vida  unido a la influencia de la naturaleza,  en un alojamiento rural,  hará que aumente nuestra vitalidad favoreciendo la concentración y el rendimiento. Vamos ¡que cargaremos las pilas!

“Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor” (Albert Einstein)

Piérdete en las Hurdes

Piérdete en las Hurdes

¿Cómo lo ves, nos vamos de viaje?

Si decides hacerlo, una excelente opción son Las Hurdes, una pequeña y encantadora comarca extremeña de inquietante belleza,  que te permite hacer una pausa en el mundo moderno.  La zona es un pequeño paraíso para los amantes del senderismo. Prueba a caminar por sus bosques y percibirás lo especial del lugar.

Lo mejor de Las Hurdes, es su  tranquilidad,  la posibilidad de levantarte cada día en un entorno maravilloso y saber que no necesitas demasiado para vivir con calidad y bienestar. Eso es lo mejor.

El ambiente relajado y el silencio de nuestra comarca, favorece la mejora del sueño y aumenta la profundidad del mismo, por lo que una escapada rural es más que aconsejable si padeces  insomnio.

¿Recuerdas la última vez que no escuchaste “nada”?

“Los bosques son laberintos naturales, y los laberintos están diseñados para que la gente se pierda”

Casas Rurales en Cáceres te anima a que te pierdas en la Naturaleza, es el mejor antídoto para el stress.

2 thoughts on “TDN, EL NUEVO MAL DEL SIGLO XXI – NATURALEZA –

    1. RamajalRural Post author

      Muchas Gracias amigo, lo cierto que es la primera maravilla rural de España, aún me falta conocer una persona que no le gustará las Hurdes o que hable mal de su paso por esta tierra

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts

Reserva desde 15,90€

Buscar

Categorías

Follow Ramajal Rural on WordPress.com

Suscríbete a Nuestro Blog